-->

El Ayuntamiento retira las terrazas ilegales de seis locales del centro.

Tres inspectores municipales, apoyados por la Policía Local, ordenaron ayer la retirada de las mesas y sillas de los restaurantes y bares que no tenían autorización municipal para ocupar la vía pública.

El Ayuntamiento de Málaga ya lo advirtió y ayer cumplió con su promesa de actuar con mano dura contra las terrazas de los bares y restaurantes que no tienen permiso o no respetan la autorización que tienen concedida. Tres inspectores del área de Vía Pública, apoyados por unos 25 agentes de la Policía Local, pusieron en marcha ayer por la tarde el plan para acabar con la ocupación irregular de la calle y retirar las mesas y sillas de los establecimientos que carecían de permisos. 

Seis establecimientos del casco histórico fueron ayer los primeros en los que el Consistorio malagueño ha aplicado la contundente medida que también se extenderá a los barrios de El Palo y Teatinos. Sobre las 19:00 los inspectores municipales y la Policía Local comenzaron a notificar a los responsables de los bares y restaurantes expedientados la decisión de retirar las mesas y las sillas de las terrazas que carecían de autorización. Las zonas en las que se actuó fueron las calles Strachan, La Bolsa, Sánchez Pastor, el Pasaje de Chinitas, y las plazas del Siglo y del Carbón, algunas de las más saturadas por la ocupación abusiva de la vía pública. 

El área de Promoción Empresarial y Empleo y la Policía Local ya trasladó el pasado viernes los decretos informando de la "inmediata retirada" de las mesas y sillas dispuestas sobre un espacio no autorizado a los primeros 16 establecimientos de las zonas Centro, El Palo y Teatinos donde se va a llevar a cabo el plan. 

El plazo dado a los propietarios para restaurar la legalidad de la vía pública era de tres o cuatro días antes de que se interviniera. Algunos de estos bares sí reaccionaron a la advertencia del Ayuntamiento, como ocurrió en la calle Sánchez Pastor, y ya habían retirado previamente el mobiliario que excedía la superficie de vía pública que tienen autorizado. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se había tenido en cuenta la notificación de retirada y les pilló por sorpresa la actuación municipal. 

Tras el levantamiento de un acta por parte de los inspectores de Vía Pública, varios operarios iban cargando en un camión las mesas y las sillas ubicadas de forma irregular en la calle. Las primeras en ser requisadas fueron las de la Plaza del Siglo donde tres fueron los establecimientos en los que se actuó. Casi de forma simultánea se intervino en la calle La Bolsa, donde fueron retiradas mesas y sillas de dos establecimientos colindantes con la calle Larios, mientras que el sexto fue un restaurante de la calle Strachan. 

En todos los casos la intervención del mobiliario hostelero transcurrió de forma pacífica y sin ningún incidente, aunque la cara de resignación e indignación de los empleados y propietarios afectados fue la tónica general. Leandro del Marco, el encargado de uno de los restaurantes de la zona al que le fueron retiradas nueve mesas, tres barriles y 33 taburetes, aseguró ayer a este periódico que la licencia para ocupar la vía pública la habían pedido hace tiempo y aún no ha sido tramitada por parte del Ayuntamiento, por lo que advirtió que la eliminación de la terraza "supondrá tener que echar a la calle a varios empleados que ya no serán necesarios". 

Lo mismo criticaron otros empresarios afectados por la medida municipal y que denunciaron que en algunos casos llevan más de un año esperando la resolución del Ayuntamiento para poder ocupar parte de la vía pública e incluso llegaron a denunciar que "nos han cobrado por tener la terraza todo este tiempo". 

El plan de trabajo diseñado por el área de Promoción Empresarial y Empleo continuará e incluirá inspecciones periódicas sobre los bares y restaurantes que de forma continuada vienen haciendo caso omiso a la norma y que ya han sido apercibidos en reiteradas ocasiones y sancionados. Una vez se curse visita al local, si se comprueba que la extralimitación por la que es objeto de multa no ha sido corregida, se le entregará el decreto advirtiendo de que el siguiente paso será la retirada del mobiliario. 

La presión del Consistorio en esta materia alcanza su máxima expresión después de que en los últimos años se haya incrementando el incumplimiento de las prerrogativas fijadas en la ordenanza de vía pública, según la cual se puede sancionar con hasta 3.000 euros aquellos establecimientos que dispongan terrazas sin autorización o se excedan de la misma. Al tiempo, la norma contempla la posibilidad de retirar la autorización a los locales por un periodo de tiempo, impidiendo a los propietarios disponer de la misma durante el siguiente año. 

Esta medida se ha adoptado después de que el propio Ayuntamiento haya estado al menos dos años sin sancionar a los propietarios de bares o restaurantes que colocaban sus mesas y sillas en la calle sin autorización u ocupando más superficie de la permitida. Hasta el año pasado, el castigo para quienes se excedían en sus derechos era cobrarles la totalidad de la tasa municipal anual fijada para la ocupación de las terrazas en la vía pública en función a los metros cuadrados y tipo de calle en la que estuviera.

Para la realización de esta publicación han colaborado:

DIARIO SUR (Fuente).
JAVI LUKE (Administrador).

Podéis seguir esta y otras publicaciones en nuestras RR.SS.:


También os ofrecemos la posibilidad de poneros en contacto con nosotr@s a través del correo:


Esta Publicación está patrocinada por:



¿Quieres que tu negocio aparezca en todas y cada una de las publicaciones de www.zoyderpalo.com? Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico: zoyderpalo@gmail.com.





No comments:

HEMEROTECA