-->

Prólogo. El Valle de las Viñas de Miraflores de El Palo.

Cuando los autores, Joaquín Ruano y José Antonio Barberá, me solicitaron que les prologara el presente volumen, debo confesarlo, no me asaltó en momento alguno la respuesta negativa, antes al contrario, experimenté una gran satisfacción, porque el hecho de intervenir, de algún modo, en una obra relativa a la tierra que me vio nacer, donde transcurrió toda mi existencia y por la que siento verdadero apasionamiento, lógicamente significaba para mí un grandísimo honor y por ello mi aceptación fu e inmediata.

Desde hace muchos años he estado atento al afán coleccionista de Joaquín Ruano. Mecánico de profesión, ha empleado gran parte de su tiempo libre en reunir carteles, grabados, estampas, revistas y, sobre todo, fotografías -su afición preferida- siempre que les sirvieran para ilustrar el recuerdo. Ese interés por la antigüedad paleña, su entusiasmo por la investigación y el filial afecto al barrio de sus amores, han constituido las razones más poderosas que le han incitado a la compilación de material que, de algún modo, pudiera servir para tener referencias históricas sobre la barriada.

Por eso, por estar tan enamorado de su tierra, quedó enormemente sorprendido, el día -hace ya varios años- en que asistió a una conferencia sobre los barrios de Málaga, que exponía un distinguido catedrático. Observó que no hacía mención a la barriada de El Palo, porque, según le manifestó, este barrio carecía de historia interesante.

Dolido en su amor propio, se propuso demostrar la inexactitud de esa afirmación y se lanzó con inusitado entusiasmo a la investigación del pasado paleño. Para ello solicitó y consiguió la ayuda de un compañero de trabajo, José Antonio Barberá, y, entre ambos, emprendieron la aventura de hallar raíces de hechos y acontecimientos ya transcurridos, consultando libros, husmeando en bibliotecas, archivos y museos, recogiendo cuantos datos les fueron facilitados por personas de la localidad y, además, acumulando una gran producción gráfica que les sirvió para ilustrar el presente volumen.

Durante años, de modo infatigable, continuaron en su hermosa tarea y hoy pueden presentar al lector una obra que, si bien no es la historia exhaustiva y definitiva de la barriada, representa, en cierto modo, el primer peldaño para que, en el futuro, personas más eruditas y capacitadas se decidan a ampliar, en lo posible, la historia de este entrañable rincón malacitano.

Indudablemente no se han tratado en este volumen todos los temas históricos paleños, y los que han sido objeto de estudio posiblemente hayan quedado incompletos -as í me lo afirman los autores- pero ellos no han pretendido más que referir acontecimientos interesantes y curiosos del pasado de este barrio, divulgar a grandes rasgos su historia y relatar, con un estilo sencillo, lo más interesante de su antigüedad, rescatando de algún modo lo que estaba condenado al olvido.

Desde luego que todo ello implica un extraordinario esfuerzo, una gran dosis de paciencia y un encendido amor a esta bendita tierra, pero si toda esta dedicación ha servido para ilustrar, de alguna manera, a los amantes del pasado paleño, creo que ambos autores se pueden dar por satisfechos.

Gracias al entusiasta trabajo de Joaquín Ruano y José Antonio Barberá, muchos paleños y también muchos foráneos que sintieron esa atracción que siempre ha despertado nuestro barrio para todo el que lo conociera o tuviese la suerte de vivir en él, van a tener ocasión, con la presente obra, de refrescar o conocer una enorme cantidad de pinceladas históricas, van a rememorar acontecimientos pretéritos o bien van a quedar agradablemente sorprendidos con desconocidas noticias significativas que tal vez les hayan pasado desapercibidas.

Relatar el repartimiento de las tierras pertenecientes al Valle de las Viñas de Miraflores de El Palo, tras la conquista de Málaga por los Reyes Católicos, realizar un detallado estudio de la ignorada historia -para multitud de paleñ@s- de la ermita de San Antón o referirse ampliamente a los hechos e instituciones que han estructurado la esencia de nuestro barrio, considero que son motivos suficientes para agradecer a los autores su tesón y entusiasmo por poner en nuestras manos un arsenal de informaciones interesantes para cuantos nos sentimos vinculados, de uno u otro modo, a Miraflores de El Palo.

Ciertamente que los 17 capítulos de que se compone la presente obra están ordenados según una cierta prelación, pero también estimo que, aunque cada uno de ellos, en sí mismo, ofrece una coherencia interna, en conjunto se hallan carentes de esa ilación que caracteriza al relato histórico propiamente dicho. Y es que los autores, con extraordinaria naturalidad, han deseado exponer, aunque de forma fragmentaria, las realidades pasa- das, y en algunos casos presentes, de todo el acontecer paleño, del alma de la barriada, sus costumbres, sus tradiciones esenciales y la característica idiosincrasia de sus habitantes, todo ello constitutivo de la íntima historia de la barriada.

El pintor francés Marcel Duchamp, afirmó: "Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros". Y acomodando esta cita a la presente obra, es natural que sea el lector quien tenga la última palabra y tal vez recuerde acontecimientos o detalles dignos de figurar en este volumen, pero estimo lógica la imposibilidad de narrar pormenorizadamente cuanto se refiere al pasado del barrio. Creo que cabe felicitar a Ruano y Barberá por el alma puesta al servicio de una noble tarea, por su auténtica valentía, por su búsqueda sin desaliento y, sobre todo, por ser los primeros en escribir un acercamiento a la historia de nuestra barriada.

Que vengan algunos y lo amplíen, que otros, con mejor pluma, lo mejoren, pero el primer paso ya está dado y no dudamos que el volumen, en sí, siempre será una rica fuente documental para posteriores escritos sobre Miraflores de El Palo. Pienso que lo que no se puede ignorar, es que los autores supieron superar con decisión, cuantas dificultades surgieron a lo largo de su empresa -d e hecho ya difícil - eliminando innúmeras cortapisas y obstáculos a sus investigaciones, hasta conseguir comunicar al lector el resultado de un trabajo continuado, basado en el esfuerzo de una elogiosa tarea puesta al servicio de nuestro barrio y en definitiva ofrecer una obra que habla mucho de ilusiones, búsquedas, legajos, solidarias ayudas, generosas informaciones y, sin duda alguna, de las más atractivas esencias y raíces históricas de nuestro pasado paleño. Supieron allanar dificultades porque tal vez pensaron como el alemán Hermán Oberth: "No hay nada imposible en el mundo, sólo hay que descubrir los medios para conseguir- lo".

FRANCISCO HARO LAGUNA.

Para la realización de esta publicación han colaborado:

JOAQUÍN RUANO (Autor de El Valle de las Viñas de Miraflores de El Palo).
JAVI LUKE (Administrador).

Podéis seguir esta y otras publicaciones en nuestras RR.SS.:


También os ofrecemos la posibilidad de poneros en contacto con nosotr@s a través del correo:



Esta Publicación está patrocinada por:


¿Quieres que tu negocio aparezca en todas y cada una de las publicaciones de www.zoyderpalo.com? Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico: zoyderpalo@gmail.com.


No comments:

HEMEROTECA