-->

La Fuente de la Olla vuelve al Palo.

Texto 1 (La Opinión de Málaga 17/3/2012):

Fuente de la Olla (Malagueta).
Fue un diseño del ingeniero José María de Sancha de 1877, cuando llegaron las aguas de Torremolinos.

Es uno de los ejemplos de mobiliario urbano más exitosos de Málaga a pesar de contar ya con 135 años, uno menos que la plaza de toros de La Malagueta.

Fue en 1877 cuando el Ayuntamiento de Málaga encargó al ingeniero municipal José María de Sancha (el que da nombre al Paseo de Sancha y a su monte respectivo) un plan de distribución de fuentes públicas, aprovechando la reciente traída de aguas de los famosos manantiales de Torremolinos.

Para la ocasión, hubo que cambiar de lugar algunas fuentes y construir nuevas. Sancha fue el encargado de diseñar este nuevo mobiliario, una fuente idéntica de hierro que repartió por varios barrios de Málaga. De aires neoclásicos, estas fuentes abastecían a la población que, careciendo de agua corriente, la recogía en enormes cántaros, por eso las fuentes contaban con dos soportes planos para colocar los cántaros y seis surtidores que salían de un cuerpo hexagonal. Coronaba el diseño una crátera o vasija, homenaje a la antigüedad grecolatina, que rápidamente hizo que el conjunto fuera bautizado como la fuente de la Olla. 

Una de las dos que todavía sobreviven ha sido instalada en la remodelada plaza de las Cuatro Esquinas del Palo y será inaugurada en breve, según informó la concejala del Distrito Este, Carmen Casero. 

Existe una segunda fuente en la plaza de Montes, en la Trinidad. La que ha sido trasladada al Palo se encontraba originalmente en la Malagueta, hasta que en 1961, en tiempos del alcalde García Grana, fue trasladada a la plaza del Carbón, donde permaneció hasta 2005, cuando se produjo la remodelación de estas plazas junto con las de Spínola y el Siglo. 

Desde entonces, dormía el sueño de los justos en unos almacenes municipales, aunque hubo algún estudio para instalarla en el Pasaje de Chinitas, una opción que fue descartada por su tamaño, así como para ponerla en la calle Afligidos, delante del Museo Revello de Toro. 
La opción del Palo tiene una base histórica muy importante: en las Cuatro Esquinas hubo una fuente de la Olla, como dan fe numerosas postales de finales del XIX y primeros años del XX. 

«La asociación de vecinos del Palo y otros colectivos reivindicaban la fuente de la Olla y finalmente la hemos instalado en la plaza de las Cuatro Esquinas», explicaba el pasado jueves Carmen Casero, quien señaló que no está inaugurada todavía porque está en contacto con varios colectivos del Palo para organizar una exposición de fotos y postales antiguas en las que aparezca la famosa fuente presidiendo el corazón del barrio.

Texto 2 (Joaquín Ruano, 16/3/2012):

FUENTE DE LA OLLA DE EL PALO.

Fuente de la Olla en las Cuatro Esquinas de Miraflores de El Palo.
La antigua, muy conocida y frecuentada fuente de la Olla. Artísticamente diseñada por D. José María de Sancha, a finales de siglo XIX, una de las varias que se instalaron en nuestra ciudad.

Estuvo situada en las Cuatro Esquinas de Miraflores de El Palo y aunque en alguna ocasión se trasladó de lugar en el año 1926, el Alcalde de El Palo, D. Diego Pinazo, ordenó el cambio de la fuente de la Olla, que estaba en la entrada de la calle Real, y se colocó, en la entrada de calle del Mar. El motivo fue por el trazado de la vía del tranvía y en el año 1965 estuvo muy poco tiempo frente al Colegio de San Estanislao, donde su final fue el de reposar un largo período en los depositos de objetos de los Equipos Operativos de Málaga, en la Alcazaba. Núnca abandonó el corazón de la Barriada porque fue siempre un signo o figura convencional que se identificó con el pueblo Paleño. Desde muy antiguo, estuvo rodeada por mujeres y hombres que acudían a ella para servirse de su apreciado regalo y junto a ella quedaron para siempre muchos secretos y charlas de la concurrencia masiva que buscaba suministrarse de ella. También quedaron las magnificas estampas de los cántaros, cubos, barreños, botijos… puestos en fila, en espera del momento en que serían atendidos por la famosa fuente de la olla. Como esta fuente se instalaron otras, en la Malagueta, en el Perchel, la Trinidad, Calle de la Alcazabilla y plaza del Carbón.

Datos históricos de interés:

28 de Abril del 1732:
Acordó la ciudad reconocer el derecho al caudal de agua de arroyo de jaboneros que solicitaba, Don Alonso Cruzado y estudiar e informar respecto a si exista perjuicio para tercero. 

26 de junio del 1882:
Se realiza expediente de canalización de arroyo Jaboneros, oficio del Gobernador para que se notifique a los propietarios de fincas colindantes al ejecutar las obras a que están obligados, y elimina la laguna que existe en él. 

27 de Abril del 1870:
Se firma en el Ayuntamiento de Málaga la aprobación de la construcción de un pozo para el abastecimiento de agua potable para la barriada de El Palo.

1 de julio del 1870:
Se celebró en el Ayuntamiento de Málaga, bajo la presidencia del Alcalde, una reunión de suscriptores a la traída de agua de Torremolinos. Se nombra una comisión gestora compuesto de los Señor Don Rafael Gorria, Don Manuel Orazco Boada, Don Miguel Téllez de Sotomayor, Don. Eduardo Huelin y Don Antonio Campos Carin, este último es propietario de la finca, Santa Isabel y Cruzado, de Miraflores de EL Palo.

En las siguientes instantáneas se pueden apreciar las tareas de construcción de la peana así como la instalación del emblemático monumento que permanecerá impertérrito para disfrute de Paleñ@s y foráne@s:




Para la realización de esta publicación han colaborado:

LA OPINIÓN DE MÁLAGA (Fuente  Texto 1).
JOAQUÍN RUANO (Fuente Texto 2 y Fotógrafo).
JAVI LUKE (Administrador).

Podéis seguir esta y otras publicaciones en nuestras RR.SS.:


También os ofrecemos la posibilidad de poneros en contacto con nosotr@s a través del correo:


Esta Publicación está patrocinada por:



¿Quieres que tu negocio aparezca en todas y cada una de las publicaciones de www.zoyderpalo.com? Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico: zoyderpalo@gmail.com.





No comments:

HEMEROTECA