-->

Los malagueños nunca defraudan.

La representación malagueña en los Juegos Paralímpicos de Londres ha vuelto a brillar con luz propia con dos medallas, una por equipos.

La judoca Carmen Herrera cosechó su tercer oro y la selección de fútbol-sala, con 5 de los nuestros, la de bronce .

El Comité Paralímpico Español ha calificado la actuación de la delegación española en los Juegos de
Londres de excelente. Y buena parte de «culpa» de que así sea la ha tenido la representación malagueña, que ha contribuido con dos preseas, una por equipos. Carmen Herrera ha sido una de las grandes protagonistas de los Juegos al conseguir su tercer oro consecutivo en una cita paralímpica, mientras que la selección española de fútbol sala para ciegos, con cinco malagueños en sus filas, logró un magnífico bronce. Jesús Romero (baloncesto), Edgar Quirós (natación) y Carlos Soler (esgrima) también pasearon el nombre de Málaga en Londres. Carmen Herrera. Medalla de oro La judoca de Alhaurín de la Torre se convirtió en Londres 2012 como una de las mejores atletas paralímpicas de la historia española tras logra su tercera medalla de oro consecutiva en esta cita. Ya lo hizo en Atenas 2004, así como en Pekín 2008, para culminar el triplete en Londres. Y es que, desde que el judo para ciegos se introdujo en el programa paralímpico, la malagueña ha ganado todos los oros. Para Herrera, lo conseguido en Londres supone «la cumbre» de su carrera deportiva, que empezó hace más de 20 años. La judoca alhaurina es un ejemplo a seguir por su categoría humana y deportiva. Es uno de los personajes más queridos de su pueblo, de la que es hija predilecta. Buen ejemplo de ello fue el recibimiento en el Aeropuerto de Málaga de hace unos días, donde pasadas la media noche unos 200 paisanos de Herrera esperaban a su heroína para felicitarla. Desde entonces, Carmen no ha dejado de darse baños de multitudes. Ayer mismo fue recibida en la Diputación por Elías Bendodo. Selección de fútbol sala ciegos.

Medalla de bronce. Cinco malagueños componen el grueso de una selección que a punto ha estado de lograr algo más que la medalla de bronce, que no es moco de pavo. Marcelo Rosado, Alfredo Cuadrado, José López Ramírez, Jesús Gaitán el «Niño» y Álvaro González (guardameta y único vidente del equipo) son el quinteto de malagueños que desde hace muchos años conforman el núcleo de una plantilla que no hace otra cosa que cosechar éxitos deportivos. Son un ejemplo de unidad y eso se nota en el estilo vistoso que desarrollan dentro de la cancha. Sin querer destacar a ninguno, ya que ellos siempre prefieren hablar de grupo, las actuaciones de Álvaro González y el «Niño» han vuelto a resultar claves para la consecución de la medalla de bronce. Con esta nueva presea, iguala el éxito conseguido en Atenas 2004 y mejora lo conseguido en Pekín, donde precisamente fueron apartados del bronce por Argentina. La expedición la completa el entrenador asistente, que hace las veces de guía, José Urbano, otro malagueño medallista.

Jesús Romero. Baloncesto en silla de ruedas. Diploma olímpico El jugador de Torre del Mar ha vivido en primera persona la eclosión del baloncesto nacional en silla de ruedas. Fue el debut para Romero en unos Juegos Paralímpicos y los primeros para el básket español desde Atlanta’96. Y lo cierto es que no hay nada que reprocharles. Han realizado un torneo para enmarcar y se marchan de Londres con el quinto puesto y un diploma olímpico bajo el brazo tras ganar a Alemania (48-67). España, según el resto de equipos presentes en Londres, ha sido el equipo revelación del campeonato y de no ser por la mala suerte en los cruces, ahora podíamos estar hablando de una posible medalla de bronce, pero en cuartos de final tocó medirse con Canadá, una de las mayores potencias del baloncesto en silla de ruedas mundial y la que se alzó con la presea de oro en la final ante Australia. Romero, tras una experiencia que nunca olvidará, ahora vuelve a su equipo el Clínicas Rincón para disputar la Liga Nacional, una competición que debe mirarse en el espejo de los Juegos de Londres.
Edgar Quirós. Natación. Finalista El nadador cordobés, pero afincado en Benalmádena hace muchos años, consiguió un meritorio quinto puesto, y por lo tanto diploma olímpico, en la prueba de 100 metros braza. El nadador, deficiente visual, confirma que pese a su corta edad se encuentra en la élite de la natación mundial tras su actuación en el Londres, donde mejoró su marca personal en más de un segundo. En la prueba de 200 estilos, Quirós se quedó a las puertas de pasar a la final. Lo cierto es que la progresión de Edgar apunta que en los próximos Juegos de Río estará luchando por las medallas. Carlos Soler.

Esgrima en silla de ruedas. Primera ronda El malagueño Carlos Soler fue el único tirador español en los Juegos Paralímpicos de Londres. Su actuación no ha sido brillante, pero sólo el hecho de participar, y tras su dilatada carrera, ya es mucho. El torremolinense, subcampeón de Europa en el año 2005, venció un combate de los cuatro que disputó, fue contra Tam Sum Chik, de Hong Kong. Mientras que perdió contra el canadiense Mainville, el polaco Pluta y el francés Cratère, todos ellos por un marcador de 2-5 en contra.

No comments:

HEMEROTECA